Cómo ayudar a su pequeña empresa a recuperarse después de las vacaciones

Cada año, las empresas de todo el mundo gastan una cantidad significativa de tiempo y dinero en la temporada de vacaciones, y luego, así, sin más,  se termina. Tan pronto como llegó Halloween, tuvimos encima la Navidad, el Año Nuevo, y la fiebre de las fiestas decembrinas es solo un recuerdo. Pero ¿qué pasa con sus esfuerzos de negocios? Después de semanas, si no meses, de correr con la fuerza máxima, ¿qué hace una vez que llega la inevitable calma de la cumbre de Enero?

A medida que cierra 2018, el inicio de 2019, es importante abordar las necesidades que acontecen en este período que es más lento y, al hacerlo, preparar el primer trimestre, y planear el resto del año. ¿No estás seguro por dónde empezar? Aquí hay seis consejos para ayudar a desacelerar tu negocio y aprovechar al máximo el tiempo de inactividad.

1. Ejecuta una verificación de inventario

El inventario es a menudo uno de los primeros factores que se revisan antes de las vacaciones y, a medida que comienza el año, una vez más se convierte en un punto focal en la estrategia de tu negocio. A medida que comienza el cambio esperado en las ventas, es hora de hacer los ajustes necesarios al inventario y planear las próximas compras. 

Si se encuentra con un excedente de inventario luego del periodo vacacional, es importante aprovechar los días y semanas que siguen inmediatamente después de las vacaciones. El gasto no necesariamente termina el 25 de diciembre. Muchos consumidores irán a las tiendas las primeras semanas de las vacaciones, ya que realizan devoluciones, buscan ofertas posteriores a las fechas navideñas y utilizan tarjetas de regalo. Como tal, es importante considerar cómo posicionar e impulsar productos para atraer a los consumidores que están preparados para gastar.

Por supuesto, no es todo sobre el inventario en los estantes. Es probable que haya incrementado sus esfuerzos de compra a principios del cuarto trimestre, por lo que ahora es el momento perfecto para revisar esas decisiones y unirlas con las próximas necesidades de ventas estacionales y los datos de ventas interanuales. Para algunos, esto puede significar disminuir las órdenes de compra; para otros, esto puede significar aumentar las compras para las siguientes temporadas.

2. Revisa tu estrategia de precios

Muchos minoristas argumentarían que los días festivos tienen que ver con precios competitivos, ventas y promociones atractivas, con el objetivo de que los clientes puedan entrar y registrarse. Sin embargo, en el nuevo año, esos mismos esfuerzos, cuando se combinan con una desaceleración, pueden no proporcionar el mismo costo beneficio.

En algunos casos, esto significa un retorno a los precios previos a las vacaciones en un esfuerzo por mantener los márgenes y compensar una desaceleración posterior a las vacaciones. En otros casos, especialmente si necesita mover el excedente de inventario, puede significar aprovechar estratégicamente los precios de venta o agrupar productos para mover el producto.

La mejor manera de determinar cuál estrategia es adecuada para tu negocio, es mirar hechar un vistaso a las ventas de 2018 de enero, teniendo en cuenta los ingresos o las demandas de inventario que debes cumplir.

3. Gestiona el personal de vacaciones

Si contrató personal temporal para la temporada, es probable que disminuya las horas y se retire progresivamente a los empleados temporales a principios de enero. Sin embargo, asegúrate de mantener suficiente personal para acomodar las vacaciones de tus empleados de planta y, si es necesario, administra las tareas posteriores a las vacaciones, como el manejo de devoluciones, la verificación del inventario, etc.

Si estás invitando a personal de vacaciones de forma permanente, ahora también es un buen momento para asegurarse de que estén debidamente capacitados adecuadamente para el trabajo durante todo el año y que toda su documentación refleje su cambio de status laboral.

4. Plan de reembolso

¿Necesitaste financiar una parte de tus inversiones en diciembre? Si es así, es probable que sea el tiempo justo del período de reembolso. A medida que comienza el año nuevo, es esencial que solidifiques un plan de pago que te permita cumplir con tus obligaciones y deudas.

Algunas pequeñas empresas, particularmente aquellas que tuvieron una temporada de navidad exitosa, pueden acelerar pagos, probablemente disminuyendo el costo de los préstamos, aprovechando los ingresos de la temporada.

Si tu presupuesto aún es ajustado y necesitas administrar los costos operativos en los meses bajos, entonces el pago de la deuda en una suma global puede no ser la mejor opción. En su lugar, es posible que debas continuar realizando los pagos mínimos hasta que los ingresos aumenten o la deuda se pague por completo.

5. Revisa los datos de vacaciones

Una vez que las ventas se desaceleran y la fiebre de la navidad se ha acabado, incluidas las devoluciones, es hora de profundizar en las métricas de las temporadas y analizar sus esfuerzos. Hay una variedad de razones por las que querrás hacer esto, la principal es determinar el éxito y capturar los puntos importantes para los días festivos del 2019.

A medida que revisas los datos, además de las cifras obvias, como las ventas totales, los días de mayor rendimiento, los costos de envío y el margen de contribución, también es importante profundizar en detalles como los mejores productos  y los más vendidos, las promociones y ofertas más efectivas y el rendimiento de ventas por análisis de consumo de tus clientes (por ejemplo,  email, web, folletos, volantes, social, etc.).

Además, también es una buena idea asegurarse de registrar con precisión los gastos que fueron necesarios para el negocio durante las prisas navideñas. Esto no solo puede ayudarte a formular el presupuesto del año siguiente, sino que puedes encontrar que algunos pueden usarse como deducciones para los impuestos de 2018.

6. Identifica proyectos de mascotas Q1

La desaceleración de las ventas no significa que tu negocio deba detenerse. Para muchos propietarios de negocios, los primeros meses del año presentan la oportunidad perfecta para dar un poco de TLC a todos los proyectos que ocupen el segundo lugar el resto del año.

Si bien estos varían según la industria, muchos propietarios de pequeñas empresas pueden aprovechar este tiempo para trabajar en los procesos que tienen sus empleados y el lugar de trabajo, evaluar las iniciativas de marketing, mejorar la cultura de la empresa, etc.

Tómate el tiempo para consultar a los empleados o jefes de departamento para determinar qué partes de tu negocio pueden mejorar un poco, y luego elabora un plan para que la temporada lenta sea productiva y mejore tus posibilidades de tener un año nuevo exitoso.

Como los signos de la navidad comienzan a marchitarse y desaparecer, puede ser difícil recuperar el ritmo de las cosas, especialmente cuando los ingresos y el tráfico son significativamente más lentos. Sin embargo, por mucho que sea importante prepararte para la temporada de negocios, es igualmente importante hacerlo, ya que hace la transición a los negocios como de costumbre. Utiliza esta lista de verificación de desaceleración para mantener tu negocio en la pista y listo para el siguiente aumento de ventas por temporada que siga en tu agenda.

_______________________________

Acerca del autor: Connor Wilson es escritor en Nav, un sitio gratuito que brinda a los dueños de negocios acceso a sus puntajes de crédito empresarial y personal, y herramientas que los combinan con la mejor financiación y servicios.

Este artículo apareció originalmente en Nav.com .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.