Charla entre empresarios

Charla entre empresarios

Javier Cortés, Gerardo Azcona,  Antonio Félix Sariñana y Luis Ángel Corona

En esta charla, los empresarios nos dieron a conocer las experiencias que han tenido como emprendedores y los retos que han superado para alcanzar el éxito en sus negocios.

Primeramente, Javier Cortés nos habló de la falta pertinencia de las carreras universitarias con respecto a lo que realmente necesitan las empresas, puntualizó dos ejemplos,  la carencia de un nivel competitivo profesionalmente hablando, en el idioma inglés y también la falta de dominio de herramientas como Excel y Power Point, por parte de los estudiantes y todo esto es un costo que tiene que pagar la empresa, al no tener oferentes de trabajo con este tipo de características. También él cuestionó sobre qué sería realmente lo que una empresa más necesita, si temas como transferencia de tecnología o realmente lo que necesita son temas un poco más básicos como administración, finanzas, tema fiscal, estrategias y demás.

Por otro lado Gerardo Azcona, dueño de FORMINOX,  nos contó que su padre vivió 30 años en una silla de ruedas, y eso para él fue realmente una bendición, ya que él se comprometió con su escuela y con la sociedad misma, y esto le dio el carácter necesario para poder abrazar las oportunidades. Nos comentó como hace 25 años la empresa estaba prácticamente en bancarrota y le tocó que un cliente potencial le pidió un producto en particular y él dijo bueno, pues tomo el riesgo y no había la materia prima para poder producir aquello que le estaban pidiendo, así que se fue a Estados Unidos, la adquirió, regresó e hizo lo que le pidieron y de ahí en adelante comenzó la empresa en un franco crecimiento. Él mencionó  también que  la limitante de que en Durango no haya una industria robusta de alguna manera, le permitió perfeccionarse, vender a nivel nacional e incluso exportar.  Mencionó también que los empresarios tienen que luchar contra la soberbia y el orgullo, y en este tema en particular mencionaba que los empresarios tenían que aprender a tratar a sus subalternos, aprender a tratar a los clientes y aprender a tratar a sus proveedores con mucha dignidad, mencionó que solamente el 2.5% de las personas son realmente innovadoras y por ende, era el reto de los empresarios el poder capitalizar las ideas de estos  emprendedores y hacer que el resto de la empresa las tomé como propias.

En su participación, Carlos Segovia, joven empresario, actual Diputado local del II Distrito en Durango y Presidente de los Jóvenes Empresarios de COPARMEX en el 2014, nos habló también de como su empresa estaba quebrada, cuando ellos vendían puercos vivos y fue migrando hacia vender puercos en canal. Tuvo que comprar camiones refrigerados, comprar cuartos fríos, dice que cuando su padre le pasa la empresa a él, porque realmente la empresa estaba en una situación muy complicada, finalmente pudo comprar un camión y en una ocasión llevaba el chofer 100 marranos vivos en la carretera, se accidenta el camión y le habla un federal diciendo que la gente se estaba llevando los marranos que habían muerto en el accidente,  total, él se dirige al sitio del accidente y se da cuenta que de los 100 marranos que llevaba el camión solamente quedaban 40. Todo esto lo hizo nuevamente forjar su carácter, tener una disciplina férrea y ha hecho de él un empresario joven, un empresario exitoso.

Por último, Antonio Félix, Abogado de profesión, comentó que no le gustaba llegar a casas y retirarles bienes embargados a la gente, ver cómo lloraban las amas de casa cuando les embargaban sus bienes y dijo bueno, a pesar de ser abogado esto no es lo mío y comenzó poco a poco, sin mucho capital, una idea de hacer desarrollos inmobiliarios, pero con un carácter y  con un carisma enteramente ecológicos. Empezó comprando terrenos un poco más remotos, sabiendo que las propiedades del cuadro principal de Durango eran muy caras y se iba a la periferia de la ciudad, compraba terrenos sin mayor valor y poco a poco iba reforestando esas áreas, poniendo un lago, haciendo la infraestructura de manera tal, que ahora tiene cinco o seis desarrollos inmobiliarios, todo con el mismo enfoque de que sean zonas verdes, zonas ecológicas amigables con la naturaleza y lo que está haciendo es que más que vender terrenos, vende sueños, vende la idea de estar en armonía con la naturaleza. En algunos de sus desarrollos tiene caballerizas, en todos tiene muchísimos árboles, en todos desarrolla lagos, de manera tal que la gente siente que sale de la ciudad, así sean 10 minutos de carretera nada más, pero va a un entorno más campestre y apacible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.