Reunión Universidad Autónoma de Tamaulipas

En el Edificio CAUCE del Centro Universitario Victoria
Dr. Eugenio José Reyes Guzmán, C.P. Carlos Porras Villarreal, coordinador del Programa Emprendedor de la UAT y Rafael Alejandro Vaquera Salazar

El día 19 de Julio en Ciudad Victoria Tamaulipas el Dr. Eugenio José Reyes Guzmán, Director del World Trade Center Monterrey – UANL, visitó a los colegas de la Universidad Autónoma de Tamaulipas para comentarles sobre el modelo SBDC (Small Business Development Center) y de la AMCDPE (Asociación Mexicana de Centros Para el Desarrollo de la Pequeña Empresa) cuya presidencia recae sobre la Universidad Autónoma de Nuevo León y cuyo director es el Dr. Reyes Guzmán.

El C.P. Porras Villarreal tiene experiencia dentro de la iniciativa privada y el Lic. Vaquera Salazar tiene una maestría en emprendimiento por la Universidad de Sheffield en Inglaterra. Como comentario al margen, la Dra Elena Rodríguez Falcón, Directora de Emprendimiento de dicha universidad, es miembro del Consejo Consultivo Internacional de la UANL. Entre el C.P. Porras y el Lic. Vaquera están desarrollando todo un programa de emprendimiento para el UAT y consideran que el modelo SBDC pudiera ser un enorme complemento.

Entre los 3 hablaron de números donde el modelo emprendedor se aplica transversalmente al universo de estudiante a nivel licenciatura. Se estima que en México cerca de 3 millones de jóvenes asisten a la universidad. Esta es la masa crítica con la que las Instituciones de Educación Superior trabajan para inculcar ideas innovadoras, un espíritu emprendedor. De ellas, un grupo muy selecto tienen el privilegio de pasar por algún proceso de incubación, quizás 1,000 estudiantes a nivel nacional. En cambio, las MIPYMES en México rondan los 14 millones. ¿Quién trabaja con ellas? ¿Qué instituciones, grupos camarales, organismos, dependencias trabajan para cambiarle a dichas empresas sus posibilidades de éxito?

Es justo aquí donde aplica el modelo SBDC donde mentores, asesores o consultores, trabajan de manera obsesiva en generar métricas de impacto económico sobre dichas MIPYMES teniendo plataformas de medición y rendición de cuentas. Tiene mucho sentido ya que las IES decimos ser socialmente responsables. Para lograrlo hay que ser económicamente conducentes para así ser socialmente responsables en forma sostenible. La pobreza no se reparte. Solo se puede distribuir la riqueza y quienes tienen el mandato de crearla son las empresas para así dar empleo y coadyuvar al crecimiento de un país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.